CUERNAVACA, MORELOS.- Los sayones del municipio de Tetela del Volcán serán reconocidos como parte del patrimonio cultural inmaterial de Morelos.
En la sesión que el Pleno del Congreso llevó a cabo este miércoles fue presentado el dictamen de la iniciativa de decreto que promovió el diputado, oriundo de Tetela del Volcán, Javier Montes Rosas.
El documento fue enlistado en el orden del día como de urgente y obvia resolución por la Comisión de Turismo, con la finalidad de que ayer mismo fuera aprobado ante un grupo de sayones que estuvieron en el Congreso local para atestiguar el momento histórico, pero por falta de quórum la votación de difirió para la siguiente sesión.
Los diputados aprovecharon la asistencia de un grupo de sayones para entregar reconocimientos a Magdaleno Tapia, Elpidio Mendoza, Eduardo Aguilar Rodríguez, Benito Aguilar Mendoza, Víctor Trujillo y a José Luis Torres Hernández, quienes se han destacado en la comunidad por mantener y alentar la tradición de 300 años entre las nuevas generaciones.
De acuerdo con investigaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la tradición de los sayones en Tetela del Volcán inicia el Jueves Santo “con el sonido de una flauta de carrizo y un tambor, y concluye el Domingo de Resurrección, con la quema de sus sombreros de colores”.
El personaje que caracteriza la celebración de la Semana Santa en los Altos de Morelos, es una sátira del soldado romado, se distingue por su gran sombrero, adornado con papel de china, la intensidad de su color y su cadente movimiento; además, usa una máscara de cuero pintada a mano, machete, capa y peto de brillante satín, adornados con motivos religiosos de chaquira y lentejuelas.
La Real Academia Española (RAE) precisa que la palabra sayón hace referencia al verdugo que ejecutaba las penas a que eran condenados los reos, o al cofrade que va en las procesiones de Semana Santa vestido con una túnica larga.
En la Procesión del Silencio, la noche del Viernes Santo, cientos de sayones caminan delante de la imagen de Jesús crucificado, gimen y tañen sus machetes contra el piso en señal de arrepentimiento; al día siguiente, queman sus sombreros como penitencia.

Inmaterial
Los sayones ya forman parte del patrimonio cultural inmaterial de Tetela del Volcán, y ahora lo serán del patrimonio de Morelos con la iniciativa que, se espera, sea aprobada la próximo semana.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: