Cuernavaca, MORELOS.- Voluntarios y representantes de Centros de Asistencia Social privados para niñas, niños y adolescentes resaltaron el trabajo de la presidenta del Sistema DIF Morelos, debido al cambio radical que ha realizado en la atención a los grupos vulnerables del estado.

Por la mañana, Elena Cepeda, acompañada por los funcionarios públicos encargados de los centros de asistencia para niñas, niños y adolescentes, recibió en las instalaciones del Centro de Atención Morelense para la Infancia (CAMI), ubicado en Temixco, a voluntarias del Refugio de la Mujer y el Albergue del Adulto Mayor.

En dicha reunión se detalló sobre la Ley General y Estatal de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, donde se señalaron las atribuciones de los DIF estatales, entre ellos está supervisar los albergues donde se encuentren infantes y grupos vulnerables.

Araceli García Hérnica, presidenta de Casa del Divino Amor Santa Luisa Marillac, albergue que atiende a niñas y niños huérfanos con capacidades diferentes, observó que la ley permitirá mejor funcionamiento y más transparencia.

“Va directo a supervisar la atención de las niñas y niños,  que se trabaje mejor para que no sucedan situaciones que afecten a los niños; da tranquilidad porque con esta ley todo va a estar alineado y se trabajará mejor”, apuntó.

Elena Cepeda detalló algunas de las responsabilidades a los Sistemas DIF estatales, entre ellos revisar las situación sanitaria, educativa y alimenticia de los albergues.

“Debemos respetar lo que dice la ley, si no lo hacemos incurrimos en desacato, por eso les hemos informado de qué trata esta ley y cómo debemos trabajar; les brindaremos una guía para que se regularicen y estén en regla en las próximas supervisiones”, agregó.

Dejan en claro  atribuciones

Se detalló la Ley General y Estatal de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

 

Supervisión

De lo que se trata es evitar situaciones como la que se dio en el albergue Amor para Compartir.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...