El diputado Francisco Erik Sánchez Zavala, presidente de la Mesa Directiva del Congreso del estado, informó que durante el desarrollo de la sesión de instalación de la Diputación Permanente “diversas diputadas” le solicitaron la inclusión de varios Puntos de Acuerdo por los cuales “se pretendían llevar a cabo modificaciones en la integración de la Junta Política y de Gobierno y de las comisiones legislativas que integran el Congreso del Estado”. 
Ante tal situación, el legislador refirió que, “en estricto apego al principio de legalidad”, aclaró reiteradamente a las diputadas que las atribuciones de la Diputación Permanente se encuentran establecidas en el artículo 56 de la Constitución local, en los artículos 9 y 41 de la ley Orgánica para el Congreso del estado y los correlativos 39, 40 y 41 del reglamento respectivo.
Que “dentro de dichas atribuciones no se advierte la aprobación de Puntos de Acuerdo Parlamentario”, ya que dicha facultad corresponde al pleno del Poder Legislativo y no a un órgano interno del mismo”. 
En el mismo tenor, explicó que, “si la Constitución local señala como facultad del Congreso la aprobación de puntos de acuerdo, y en resumen nuestras leyes nos precisan que el Congreso es una asamblea, y la asamblea es la reunión mayoritaria de los diputados integrantes de la Legislatura, resulta totalmente evidente que no es facultad de la Diputación Permanente aprobar Puntos de Acuerdo”. 
Asimismo, refirió que “la ley es precisa” y en la fracción segunda del artículo 40 de la Constitución Política de nuestro estado dispone que “es facultad exclusiva del Congreso: Expedir, aclarar, reformar, derogar o abrogar las leyes, decretos y acuerdos para el gobierno y administración interior del estado”.
El diputado Sánchez Zavala estableció que “ante tal situación, y al existir una insistencia desmedida que no tenía razón, ni fundamento jurídico, es que el suscrito, en mi carácter de presidente, determiné turnar los puntos referidos a la Junta Política y de Gobierno, ya que es el trato legal que debió de darse a dichas pretensiones y dar por concluida la Diputación Permanente, partiendo de la lógica que como presidente no puedo convalidar actos ilegales”.
Finalmente, el legislador explicó que “sin embargo, tengo conocimiento que, una vez suspendida la sesión, un grupo de tres diputadas determinaron continuar en el Salón de Comisiones, y de manera ilegítima ‘sesionar’ como Diputación Permanente, aprobando diversos acuerdos, situación que, a todas luces no puede constituir un acto válido”.
-o0o-


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado