Xochitepec.- Se vienen problemas fuertes para el Atlético Real del Puente (antes Deportivo Jerry Galindo), pues durante la primera práctica con el nuevo entrenador, Marco Antonio Pimentel, solo se presentaron ocho jugadores, de acuerdo a versiones de personas cercanas al club.
“Los únicos perjudicados son los jugadores”, comentaron algunos allegados al plantel, en torno a la ruptura entre las familias Albarrán y Galindo.
El mayor problema que al menos ocho jóvenes se presentaron a entrenar este miércoles, por lo que es imposible poder presentarse al juego del fin de semana correspondiente a la Temporada 2022-2023 de la Tercera División Profesional.
“Es que casi todo el plantel se va con Alejandro y Jerry Galindo. Acá con los Albarrán solo se quedarán unos ocho, aunque podrían llegar a 14 cuando mucho”, comentó a Diario de Morelos una fuente del club.
“Lo que nosotros queremos es que nuestros hijos jueguen, que no los perjudiquen con esta ruptura. Unos chavos ya tomaron la decisión de irse con los Galindo, y otros, muy pocos, decidieron quedarse con los Albarrán para continuar el campeonato”, comentó otro padre de familia.
Alma Albarrán, hija de Arturo, se ostenta como presidenta del equipo. En un comunicado que circuló en redes sociales, argumenta que ellos tienen los contratos y el trato directo con los dueños de la franquicia que es Santiago Tulantepec.
A unas horas de realizar el segundo entrenamiento este jueves, la directiva, cuerpo técnico, jugadores y padres de familia se mantienen expectantes sobre cuántos jugadores más van a llegar.
“Nos dicen que por lo menos deben ser 16 para poder presentarnos a un partido, así que esperamos que los jugadores y directivos vean por el bien del equipo para poder terminar aunque sea esta primera vuelta. Ya en diciembre cada quien por su lado”, añadió el familiar de otro jugador.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado