En su conferencia de prensa anual, el jueves pasado, Putin acusó a Occidente de “engañar y timar descaradamente” a Moscú al hacer promesas verbales en la década de 1990 sobre no expandir la presencia de la OTAN en el este para luego acrecentarla para incorporar países del exbloque soviético en el centro y este de Europa y las exrepúblicas soviéticas bálticas.

Sobre los temores por un aumento de tropas rusas cerca de Ucrania, que ha avivado el temor de una posible invasión, y la advertencia del presidente estadounidense, Joe Biden, de que Moscú enfrentará “consecuencias graves” si ataca Kiev, Putin rechazó tener planes de atacar, pero insistió en que la expansión de la OTAN y el despliegue de armas en Ucrania son inaceptables, una “línea roja”.

Cuestionado sobre si puede ofrecer garantías de que Rusia no invadirá Ucrania, Putin estalló: “Son ustedes los que nos deben dar garantías y darlas de inmediato, ahora y no entrar en un parloteo al respecto que se extienda por décadas”, dijo.

“¿Somos nosotros quienes estamos colocando misiles cerca de las fronteras de Estados Unidos?”, preguntó Putin. “No, es Estados Unidos el que viene hasta nuestra casa con sus misiles. Ellos de antemano se encuentran en el umbral de nuestro hogar. ¿Es excesivo exigir que no sean colocados sistemas ofensivos cerca de nuestro hogar?”.

Y entonces lanzó: “¿Cómo responderían los estadounidenses si nosotros pusiéramos nuestros misiles en las fronteras de Estados Unidos con Canadá o México? ¿Antes, acaso, no hubo problemas fronterizos entre ellos? ¿A quién pertenecía California y Texas? ¿Se han olvidado? Pues bien, es un conflicto del pasado y ya está resuelto. Nadie habla de eso como hablan hoy de Crimea”.

Días atrás, Rusia entregó una propuesta según la cual la OTAN se compromete a no incorporar a Ucrania ni a otras antiguas repúblicas soviéticas, y a revertir el despliegue militar de la alianza en Europa Central y Oriental.

El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov, dijo hoy a la agencia de prensa Tass que el 10 de enero Estados Unidos y Rusia mantendrán negociaciones sobre Ucrania y los temores sobre la seguridad en Europa, aunque aclaró que no espera que se llegue a un acuerdo “en un solo día”.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado