Un par de trabajadores del paso Express estuvieron a punto de morir tras suscitarse un derrumbe a un costado del libramiento México – Cuernavaca.

“Estábamos trabajando normalmente, de repente solo vimos como las piedras empezaron a caer, por lo que todos nos echamos a correr para evitar que nos aplastara”, comentaba un trabajador en lugar.

El hecho se suscitó la tarde de ayer alrededor de las 16:30 horas cuando los obreros se encontraban realizando los trabajos de excavación a la altura de la colonia Ricardo Flores Magón para la construcción de Paso Express.

De un momento a otro se suscitó un derrumbe de más de 150 metros cúbicos de tierra que cayeron a un costado de la autopista y casi aplastó a dos trabajadores, los cuales por fortuna lograron salir ilesos, tras el hecho al sitio llegó personal de protección civil que señaló que el hecho se debido al reblandecimiento de suelo por las lluvias y los malos trabajos de construcción.