Las enfermedades del corazón representan un riesgo constante para la vida de las personas, y en caso de no ser atendidas a tiempo tienen graves desenlaces. En Morelos, especialistas han propuesto trabajar en la prevención y atención oportuna.  
Los doctores David Martínez Duncker Ramírez y José Salvador Laínez Zelaya han impulsado la instalación de Desfribiladores Automáticos Externos en espacios públicos, de tal forma que se pueda brindar atención a una persona cuando presente un problema cardíaco.  
Los Desfribiladores Automáticos Externos (DAE) son una opción viable para brindar la primera atención cuando una persona cae desvanecida, a consecuencia de Muerte Súbita Cardiaca, que se produce por enfermedad de las arterias coronarias.  
En México una de cada cinco muertes son debido a problemas cardiacos, y más de la mitad de éstas son por muerte súbita cardiaca.  
“La idea de prevenir la muerte súbita cardiaca es tener en Morelos zonas cardioprotegidas, y son lugares que cuentan con un Desfribilador Automático Externo, de alcance al público en general, el objetivo es que las personas sepan utilizar este equipo,  así como se ve un extintor en los lugares, debe haber un DAE y puede salvar vidas”, explicó.  
Dichos aparatos tienen la capacidad de determinar si la persona que se desvaneció tiene pulso o una arritmia, por lo tanto emite una descarga eléctrica, y el paciente podría recuperar el ritmo cardíaco, mientras se da tiempo de llamar a los servicios de emergencia.
El costo de los equipos es de entre 18 y 20 mil pesos, y los espacios públicos con afluencia mayor a 300 personas deberían contar con un DAE.

Por José Azcárate / jose.azcarate@diariodemorelos.com