La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Morelos (Propaem) presentó una denuncia de hechos ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por los delitos cometidos por actos de crueldad en contra de los animales domésticos y los que resulten, en torno al caso de un perrito que perdió la vida tras ser, presuntamente, atado del chasís de una camioneta de valores de la empresa COMETRA y fue arrastrado hasta morir.

Del hecho, que la Propaem, organismo desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) del Gobierno de Morelos, tuvo conocimiento mediante diversas denuncias en redes sociales, inspectores se presentaron para iniciar el procedimiento jurídico, toda vez, que dicho acto es competencia de la instancia penal.

“Se abrió una carpeta de investigación en torno al suceso de crueldad animal que está tipificada como delito en el Código Penal para el Estado de Morelos en sus artículos 327 y 328, para que sea sancionado por la Fiscalía”, explicó Carlos Saldivar Salazar, titular de la Propaem.

El procurador comentó que de acuerdo al artículo 327 del Código Penal morelense, “Al que cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal doméstico, se le impondrán de tres meses a cuatro años de prisión y multa de 50 a 500 veces unidades de medida y actualización vigente”.

Por ello, dijo que la Procuraduría se mantendrá pendiente de las investigaciones de la FGE, para que se desahoguen todas las pesquisas y responsabilidades del hecho ocurrido sobre el libramiento de la carretera a Cuautla, donde tras ser enfrentados por una ciudadana, los guardias de valores se limitaron a desatar el ejemplar para dejarlo tirado y abandonado sobre la carpeta asfáltica, sin la intención de brindarle algún auxilio.

¿Qué es lo que ocurrió?

En redes sociales circuló la denuncia contra los trabajadores de la empresa de traslado de valores Cometra, tras la muerte de un perrito, que fue arrastrado por una camioneta de esa empresa, con número económico 2965, el lunes por la mañana.

El perrito, de color negro y de raza criolla, estaba atado al vehículo y una familia que viajaba en otro auto sobre el libramiento oriente de Cuautla, responsabilizó a los tripulantes de la unidad  de maltrato animal.

Los testigos indicaron que los trabajadores de Cometra sabían que llevaban arrastrando al lomito y por lo tanto les hicieron señas para que detuvieran su marcha.

Al descender los trabajadores de la empresa de guardia y custodia de valores, estos rechazaron haber atado al perro, y cuando se acercaron, el animal ya había perdido la vida.

La organización Amigos de los Perros Morelos A.C. exigió a la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Morelos (Propaem), actuar en consecuencia y sancionar a los responsables.

Interponen denuncia en la Fiscalía

En redes sociales circuló la denuncia interpuesta por la asociación civil "Cuernavaca Ama a sus Animales" ante la Fiscalía General del Estado contra los empleados de la camioneta con número económico 2965 a quienes señalaron como responsable del hecho.

Igualmente en redes sociales circularon algunas teorías, en el sentido de que posiblemente los empleados de Cometra no se dieron cuenta y que alguien pudo haberles amarrado al perro, por ejemplo, para emboscarlos o tenderles una trampa.

Sin embargo, algunos usuarios indicaron que esto no puede ser posible, porque entonces, los custodios no harían bien su trabajo al no verificar la unidad de valores, en el sentido de que alguien debe quedarse por lo menos al interior o exterior, checando que la misma se encuentre en buenas condiciones, o evitar un posible asalto.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado