El secretario técnico del Comité Municipal de Contingencia COVID-19, Rafael Baldovinos Galindo señaló que la capital no está descartada para que registre un rebrote de contagios porque no ha disminuido el número de pacientes aislados en domicilio.

Por lo anterior, el funcionario hizo un llamado para que la población en general no relaje las medidas sanitarias para prevenir la enfermedad, porque, de lo contrario, debido a las cifras que van en aumento, a mediados del mes de noviembre, podría ocurrir un rebrote de COVID-19.

“Para evitar este panorama, se deben de reforzar las medidas sanitarias, seguir con las mismas prácticas preventivas, y pedirle a los pequeños comerciantes que continúen con sus mismos esquemas sanitarios y protocolos para cuidar la salud de los cuernavacenses”, expresó.

Agregó que esperan que un rebrote no suceda en Cuernavaca, pero las cifras marcan lo contrario, “no necesariamente se tiene la certeza de la ciencia, sin embargo, es posible que en el próximo mes estemos entrando en una circunstancia como esta”, expresó.

Baldovinos Galindo precisó que existe la preocupación porque aun cuando bajó el número de pacientes contagiados, el número de hospitalizados van en aumento.

Respecto a las sanciones, el funcionario municipal confirmó que se han aplicado, a través de los operativos de vigilancia, recordando que en esta semana se aplico multas a un par de restaurantes que no respetaron el horario de cierre.

Recordó que en el país, ya se han registrado rebrotes, por lo que, las autoridades, empresarios y sociedad en general, no deben bajar la guardia ni relajar las medidas preventivas contra el COVID-19.