compartir en:

El propietario de esta clásica Caribe prefiere asegurar que a su automóvil no le vaya a ganar la pendiente, por lo que se estaciona en diagonal hacia la banqueta, que, además, está pintada de rojo. 

Por:Rogelio Ortega