Conoce más acerca de este ritual para atraer buena suerte en el Año Nuevo

Las doce uvas, dar un paseo en el jardín con las maletas, el anillo en la copa, todos ellos son rituales que se realizan en víspera del Año Nuevo para cerrar e iniciar un nuevo ciclo con buena suerte y nuevos propósitos. De alguna manera, entre estos rituales, se ha vuelto una tradición incuestionable el hecho de depositar propiedades benéficas a la ropa interior según su color. Amarillos o rojos, son los colores más socorridos en ropa interior para la época y a continuación conocerás por qué, si buscas un año lleno de amor y dinero, deberás usar estos colores.

La suerte de Año Nuevo de la ropa interior amarilla y roja

El origen de estas practicas se remonta a la Edad Media, época en la cual mientras el color rojo era de uso exclusivo en las vestimentas de las jerarquías sociales más altas, pues se le relacionaba con el poder, la sangre y el diablo. Algunos pueblos paganos empezaron a utilizarlo debajo de sus indumentarias en tiempos de escasez para atraer la abundancia y, con el paso del tiempo, se convertiría en un secreto a voces usar prendas de este color para atraer la suerte en el amor y prosperar con una pareja.

Por otro lado, las concepción de suerte de las prendas interiores amarillas proviene de las culturas orientales, quienes desde tiempos milenarios consideran al color como un atractor de la abundancia y la fortuna. Además de relacionarlo con el brillo del sol. Por lo que también es un indicio de prosperidad. 

Estas creencias fueron aterrizadas a occidente y desde hace décadas. año con año. debajo de los elegantes atuendos para la cena, hay coloridas prendas de color rojo para atraer buena suerte en el amor o amarillas para atraer al dinero. Incluso, algunas personas acostumbran a comprar ropa interior de colores combinados o usar una puesta sobre la otra.

Sin embargo, la suerte no sólo es exclusiva para el rojo y el amarillo, también pueden ser usados otros matices. Por ejemplo, ropa interior negra para atraer el lujo, el azul para atraer nuevos proyectos, el verde para la esperanza y la juventud y el blanco para la armonía, paz y la salud.