Después de que organizaciones no gubernamentales hicieran público el caso de que las galletas de Mondeléz, matriz de Nabisco y responsable de la fabricación de las populares Oreo, requieren altas cantidades de químicos para su elaboración, la empresa decidió trasladar su planta de producción de Chicago a México.

De acuerdo con expertos, el cambio respondió al hecho de que trabajadores interpusieron numerosas demandas contra la empresa debido a que la manipulación de diacetileno les provocó problemas respiratorios como cáncer pulmonar y enfisema.

La planta, que ahora se encuentra en Nuevo León opera en condiciones que no cumplen con los requisitos de seguridad para empleados, según lo han reportado organizaciones nacionales e internacionales.

Empleados de la fábrica de Nabisco en México aseguraron a Noticieros Televisa que se presentan a trabajar sin equipos de seguridad y que utilizan ácidos que son muy fuertes por lo que varios de ellos ya comenzaron a presentar molestias físicas.

Hasta el momento no se tiene conocimiento de alguna demanda en contra de la empresa en México, misma que contrata a su personal a través de un outsourcing de San Nicolás de los Garza y que solamente ofrece contratos temporales de tres o seis meses.

Los productos de Mondeléz también podrían poner en riesgo la salud de sus consumidores pues organismos como Greenpeace incluyó los productos Ritz y Oreo en una lista de productos que no se recomienda ingerir puesto que su fabricante no brindó garantías de que no utiliza insumos modificados genéticamente.

 

TAGS EN ESTA NOTA: