México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó este lunes un plan para la búsqueda de más de 40 mil personas desaparecidas en México, delito que recrudeció en medio de la violencia criminal y que el mandatario atribuyó al neoliberalismo. 

 

Al presentar el plan, el presidente izquierdista señaló que el problema de las desapariciones en México es "muy doloroso, lamentable" y aseguró que su gobierno hará "todo lo humanamente posible" para resolver los casos de desapariciones y ayudar a los familiares de las víctimas.

"Se estima que existen 40 mil personas desaparecidas, más de mil 100 fosas clandestinas, alrededor de 26 mil cuerpos sin identificar en servicios forenses y esto da cuenta de la crisis humanitaria y de violación a los derechos humanos que estamos enfrentando", dijo en la rueda de prensa Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación (Interior) y quien estará al frente de la estrategia.

Encinas explicó que se busca la participación de familiares de las víctimas para elaborar las bases generales de la estrategia y que contarán con el apoyo ONG's y organismos internacionales, como agencias de la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Unión Europea. 

 

Explicó que la mayoría de los desaparecidos son personas de entre 17 y 29 años de edad, de escasos recursos y varones. También se cuenta un número significativo de mujeres desaparecidas por el tráfico de personas, un creciente número de casos de niños y numerosos centroamericanos. 

Los principales responsables (de estas desapariciones) son particulares vinculados a la delincuencia organizada, añadió Encinas. 

López Obrador insistió nuevamente que el modelo neoliberal es el responsable de fondo e incluso  comparó los 36 años en que se implantó este modelo en México con "el saqueo de tres siglos de dominación española".

El presidente también atribuyó al operativo militar antidrogas lanzado en diciembre de 2006 el elevado número de desapariciones.

Nunca más declarar la guerra para enfrentar problemas de inseguridad que surgieron por desatención al pueblo, por el modelo económico llamado neoliberal, dijo el izquierdista que asumió la presidencia el 1 de diciembre. 

Pese a sus duras críticas contra el operativo antidrogas, López Obrador impulsa la creación de una guardia nacional integrada por decenas de miles de militares. 

La guardia nacional también es duramente criticada por defensores de derechos humanos y agencias de la ONU pues consideran que va mucho más allá que el operativo lanzado en 2006 y equivale a la militarización del país. 

En medio de la violencia ligada al narcotráfico, desde diciembre de 2006 suman más de 200 mil muertes violentas en México, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos estarían ligados al crimen.