Cuernavaca, Morelos.- Ante el inminente peligro de ser embargados los cuatro molinos de arroz del estado de Morelos, por tener una deuda con los bancos por cerca de 15 millones de pesos, productores solicitaron apoyo al Congreso local para que interceda en su favor ante el Gobierno estatal y no perder su patrimonio.
El promotor del punto de acuerdo, diputado Aristeo Rodríguez Barrera, dijo que a estas fechas los molinos tienen alrededor del 50 por ciento de su cosecha 2015 en bodegas, cuando ya están a un mes de iniciar la cosecha 2016, para lo cual tampoco tienen recurso.
Al presentar el punto de acuerdo, se dio a conocer que los molinos de Arroz Buena Vista, Flor India, San José y Arroceras de Morelos, ante una crisis de bajas ventas debido a la introducción de arroz tailandés, chino y taiwanés, entre otros, no han podido saldar sus deudas, por lo que solicitaron apoyo para pagar o, en su caso, que el Ejecutivo les acompañe para negociar los pagos con los bancos a los que adeuden.
A principios del mes de agosto se iniciará la cosecha de arroz 2016 en los municipios de Temixco y Emiliano Zapata, de la que se espera una producción de 13 mil toneladas de este cereal, pero desafortunadamente, según lo expuso Aristeo Rodríguez, para el inicio de cosecha en lo que se refiere a corte y acarreo se requiere de seis mil pesos por hectárea, cantidad con la que no cuentan tampoco. 

Morelos no consume su arroz
La diputada Hortencia Figueroa Peralta lamentó que el primer tropiezo que tiene este cereal “es que ni los mismos morelenses lo consumimos”, por lo que hizo énfasis en el autoconsumo para continuar con la lucha de colocarlo en el mercado internacional para su comercialización. 
         La legisladora se comprometió a seguir acompañando a los productores en la travesía de lograr la denominación de origen, para proteger el arroz de la entidad.
También se resaltó que el cultivo del arroz en el estado debe ser conservado como patrimonio cultural, por las características artesanales en sus procesos de cultivo y de cosecha.
El diputado Víctor Caballero Solano reconoció las propiedades y bondades de este arroz y la importancia de buscar mercados internacionales donde pueda seguir comercializándose. 
El legislador Anacleto Pedraza Flores se suma la propuesta de Caballero Solano y  resaltó que la denominación de origen y el reconocimiento lleva todo un proceso, para que pueda protegerse el producto y así pueda colocarse en el mercado sin que sea desplazado por otros productos.
El diputado Jesús Escamilla también avaló la propuesta y votó a favor de apoyar a los productores de arroz para que logren salir del bache y mantener la producción de este alimento de primerísimo nivel, aunque reconoció que el abandono del campo tiene muchos años por lo que hay que remar contra la corriente.

Por: DDM REDACCIÖN 
[email protected]