Cuernavaca, MORELOS.- “No nos falles, mi Cuah!”, gritó una comerciante ambulante en cuanto vio aparecer en la explanada de la Plaza de Armas a Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien a partir de ayer asumió el cargo de gobernador por los siguientes seis años.
A sus 45 años, Cuauhtémoc Blanco Bravo, mundialmente conocido por su trayectoria futbolística, pasa a ser parte de la historia democrática del estado. En él, miles de morelenses han depositado la confianza para guiar la administración de una entidad que se ha mantenido inmersa en constantes conflictos sociales.
Desde muy temprano, el Zócalo de Cuernavaca mantuvo actividad, poco a poco fueron llegando los invitados. En punto de las 9:00 horas, Cuauhtémoc Blanco arribó a la Catedral de Cuernavaca, acompañado por su esposa e hijos; posteriormente se trasladó a Palacio de Gobierno y en el trayecto fue acompañado por los trabajadores sindicalizados del Poder Ejecutivo, así como militantes del Partido Encuentro Social (PES).
En la plaza estaba todo listo para que diputados de la LIV Legislatura iniciaran sesión solemne para la toma de protesta del Gobernador.
Afuera de la Plaza se colocaron pantallas para que la ciudadanía que no pudo ingresar no se perdiera detalles del evento. Desde afuera la gente trataba de ver al nuevo Gobernador, así como a sus invitados especiales, especialmente a Luis Roberto Alves “Zague”, Braulio Luna, Germán Villa, Iván Zamorano y Moctezuma Serratos, todos ellos ex futbolistas y amigos cercanos del “Cuauh”.
Con la asistencia de 18 de 20 diputados, a las 10:57 horas inició la sesión solemne. En un minuto rindió protesta, después, emitió su primer mensaje como gobernador, en el que agradeció a los morelenses que votaron por él a través del Partido Encuentro Social (PES) y de la coalición “Juntos Haremos Historia”, conformada además por Morena y el PT.
Los aplausos y porras no se hicieron esperar luego de que Blanco Bravo dijo: “No les voy a fallar, soy una persona correcta, sencilla y humilde”; una comerciante ambulante que vendía churros, dijo que confía en su “ídolo americanista”, en repetidas ocasiones, desde que lo vio entrar a la plaza gritó: “¡No nos falles, mi Cuauh”. Al final, parece que el Mandatario la escuchó y respondió “No les voy a fallar”.
Al término de la clausura vinieron las fotos y en la planta baja de Palacio se dispuso de un área para recibir a los invitados especiales, algunos, los más cercanos al Gobernador estuvieron presentes. Dentro de la lista de personajes que asistieron a la toma de protesta destacan los ex gobernadores Sergio Estrada, Marco Adame, Jorge Morales, Jorge Arturo García Rubí; también la ex ministra Olga Sánchez Cordero, y representante personal de Andrés Manuel López Obrador.
Poco después del mediodía el Gobernador tomó protesta a su Gabinete Legal, al que exhortó a trabajar en favor de los morelenses. 
Por la tarde, Blanco Bravo tuvo una comida con su Gabinete, amigos e invitados especiales. 

Arropado. La multitud se congregó en el primer cuadro para demostrar apoyo al Gobernador. 

Por: Marcela García / [email protected]


Últimas Noticias