En Morelos, las personas que cometan delitos en contra de trabajadores del sector salud serán castigadas hasta con 60 años de cárcel, en caso de homicidio, y hasta 15 años, por causar lesiones, entre otras sanciones carcelarias y económicas que miembros de la LIV Legislatura del Congreso aprobaron incluir en el Código Penal.

Los legisladores consideraron necesario tipificar en el Código los ataques y agresiones de las que empezaron a ser objeto los trabajadores de la salud, tras el inicio de la pandemia y la emergencia sanitaria por el COVID-19.

En Morelos, el caso más de ataque más claro, fue el que se registró el 1 de abril en Axochiapan, donde un grupo de pobladores intentó prender fuego al hospital; el 12 de abril, en Tilzapotla, Puente de Ixtla, tres médicos del Seguro Social fueron asesinados, aunque se dijo que la causa fue el asalto. Después de estos hechos, la representante del PRI, Rosalina Mazari, propuso proteger en el Código Penal a los profesionales, técnicos, auxiliares y trabajadores del sector salud.

El decreto aprobado contempla sanciones más duras para quien cometa los delitos de homicidio, lesiones, amenazas y discriminación en contra de miembros del sector salud, así como el daño contra hospitales, clínicas, consultorios o cualquier inmueble destinado a la atención médica, en situaciones de pandemia, epidemia, enfermedades transmisibles o cualquier otra de salubridad general.

“Morelos se colocará a la vanguardia en el tema de protección y salvaguarda de su personal médico”, aseguró la diputada proponente al llamar a sus homólogos a continuar revisando el marco legal para establecer otras medidas similares que ayuden a generar una conciencia social de respeto entre los morelenses.

La propuesta fue aprobada con 14 votos de los 20 probables, y entrará en vigor cuando sea publicada en el periódico oficial “Tierra y Libertad”. 

 

ANTONIETA SÁNCHEZ

antonieta.sanchez@diariodemorelos.com