CUERNAVACA, MORELOS.- “La Feria del Mole, mediante la cual se reúnen cocineras tradicionales de Morelos, no puede desaparecer con el cambio de Gobierno; deberá ser fortalecida como espacio de difusión de la tradición gastronómica”, dijo ayer la presidenta estatal del DIF, Elena Cepeda de León.
Lo anterior, durante la segunda edición de dicha feria, en el zócalo de Cuernavaca.
Cepeda de León explicó que la iniciativa es para reconocer la gastronomía morelense e impulsar la economía local, mediante degustación de platillos hechos con base en el tradicional mole.
Precisó que la feria es llevada a cabo durante la víspera del Día de las Madres para que las familias tengan opción de adquirir el producto para celebrarlas en casa.
Gracias a su segunda convocatoria, el evento reunió a mujeres y hombres de 20 municipios, distribuidos en 50 stands, en los cuales compartieron con los capitalinos su sazón y gusto por la cultura culinaria local.
A los tradicionales tipos de mole: rojo y verde, picosito o dulce, con pollo o carne de cerdo, se sumaron el mole rosa gourmet, preparado por cocineras de San Andrés de la Cal, en Tepoztlán, y los pastes hidalguenses de mole.

Inauguración. Elena Cepeda de León aprovechó para destacar la riqueza de la tradición culinaria que hay en los municipios de Morelos.

"Queremos promover, desde el Sistema DIF, la gastronomía morelense y sus tradiciones; es una feria que no debe perderse.” Elena Cepeda de León, presidenta del DIF estatal.

Inauguración. Elena Cepeda de León aprovechó para destacar la riqueza de la tradición culinaria que hay en los municipios de Morelos.

50 stands durante la Segunda Feria del Mole en Morelos

20 municipios representados por sus cocineras tradicionales

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...