Una pequeña panadería llamada Superpan, que se ubica en Santiago, en Chile y fundada por Gonzalo Montenegro venció en los tribunales a la empresa estadounidense DC Comics, quien lo demandó en 2020 por infringir los derechos de autor, debido a la similitud que tiene el nombre del local con el de Superman.

El hombre de oficio panadero nombró primero a su modesto negocio como 'Amasanderia Superpan' pero luego de volverse popular por siempre vestir con camisetas con el logo de uno de su superhéroe favorito, los clientes comenzaron a llamar al local únicamente como 'Superpan', por lo que decidió cambiar el nombre y modificar el diseño de la panadería. 

Gonzalo recordó que hace 3 años se le ocurrió la idea de ayudar a otras personas que deseaban emprender su negocio, animándolos a que pusieran su propio Superpan y él les vendería los panes y les daría la imagen de su marca, pero para hacerlo primero tenía que registrarse ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (Inapi) de Chile.

Al enterarse de su solicitud, DC Comics presentó una demanda contra el negocio por infringir los derechos de autor, alegando que Superpan tenía un sonido similar a Superman y eso perjudicaba a su marca. Además, Agrosuper, una cadena de supermercados de Chile, se unió a la demanda por el parecido con sus marcas Superpollo, Superpavo, entre otras.

Abogados de la editorial de comics estadunidense aseguraron que el nombre de la panadería causaba confusión y perjudicaba a su marca, de manera inesperada, Montenegro ganó la demanda luego de tres años de un complicado proceso legal. 

"Nuestro lugar es social, el pan que sobra lo regalamos; DC creyó que demandaba a una corporación, a una marca, pero me encontraron a mí, un tipo humilde al que iban a despojar de todo por el apodo que adoptó, por admiración a Superman cuando era niño", dijo Gonzalo, el panadero al medio local, CHV Noticias.

Para elaborar su defensa, Montenegro señaló que tuvo que cambiar el tipo de letra que utilizaba en el logo de Superpan, además, mandó a hacer una caricatura suya con el traje del superhéroe para no tener problemas por el diseño o similitud de los colores.

Finalmente El Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) de Chile declaró que la panadería con nombre 'Superpan' no estaba infringiendo ninguna propiedad intelectual y era libre de usar dicho nombre, situación que por supuesto alegró a Gonzalo Montenegro y que desde entonces ha narrado el calvario que vivió durante los últimos tres años.

 Tras ganar la demanda, Montenegro pidió a DC Comics que sean más flexibles y dejen a los comerciantes trabajar, pues considera que no le hacen daño a nadie con sus emprendimientos, también señaló que cree que todo fue una confusión de la marca, pues pensaron que estaban demandado a una corporación grande.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado