NO ES tiempo de Felipe Calderón, pero “haiga sido como haiga sido” en estos tiempos de la Cuarta Transformación el trabajo del Poder Judicial está siendo sometido día a día más al escrutinio de la sociedad.

Viene a colación al asunto porque aun sin demostrar fehacientemente, la administración de Andrés Manuel López Obrador pone en tela de juicio mucho de lo que está siendo la administración de la justicia.

Los polémicos casos de encarcelamiento o de liberación de personajes por decisión de jueces y magistrados, ponen de relieve que en estos tiempos de la 4T esa grey de la justicia pierde su halo de intocable.

SE CUESTIONA lo mismo la conducta del personal judicial que ha dictado la liberación de un presumible criminal con el mote de “El Lunares”, igual que aquel que se aferró a tener en prisión a Rosario Robles.

Alias, el tema de la “puerta giratoria” con la que se compara el Poder Judicial cuando se trata de procesar a presuntos delincuentes ha tomado una relevancia excepcional, porque se cuestiona la Justicia.

Cierto que no es nueva la presunción de compra-venta de juzgadores y la justicia, pero nunca como ahora se observa que deberán andarse con pies de plomo, so riesgo ser blanco de “machetazo a caballo de espadas”.

EL FENÓMENO de evaluación del trabajo del Poder Judicial federal y de la Ciudad de México se extiende al Estado de Morelos, donde primero la Fiscalía Anticorrupción puso el dedo en la llaga y luego el Gobierno.

No es la primera vez que las resoluciones de jueces locales provoca la molestia a la Fiscalía, y así como el Ejecutivo federal levanta la voz, el estatal vía el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda, hace lo propio.

Es el caso por el trato especial a 64 presuntos delincuentes que por decisión de once jueces han sido liberados, quizá algunos por errores en el procedimiento desde la detención, ¡pero, en todos esos casos?

MODA QUIZÁ, en estos días jueces y magistrados estarán a tiro de lupa de diversos sectores de la sociedad, con buenas probabilidades de que sus hombres sean sometidos a la mismísima justicia que sirven.

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata1