CON aquella versión, poco sólida, de que varios candidatos a diversos cargos de representación están amenazados por manitas perversas, corrió la versión de que deben ser escoltados por equipos de seguridad.

Tanto como “deben”, no, comentó un mando policiaco, pues la ley no obliga tal actividad; pero, más aún, ni aritméticamente es probable que se dé, nada más habría que hacer cuentas de los candidatos por atender.

De a tres escoltas por candidato cada turno, para los ocho a la gubernatura, 33 a presidencias municipales, a diputados federales y locales de cada partido o coalición, entonces ¿quién va a cuidad al estado?

A ver si no resulta lo que en la fábula “El Parto de los Montes”, lo que la Secretaría de la Función Pública federal resolverá respecto de quienes fueron responsables de la tragedia del socavón del Paso Express.

Según la titular Arely Gómez, antes de la elección del 1 de julio será anunciado el resultado de la investigación, tope donde tope y caiga quien caiga, así sea su compañero de gabinete Gerardo Ruiz Esparza.

El punto es que en la fábula de Esopo el trabajo de parto de los montes es descomunal, pero a la postre nace un miserable ratón; alias, vale esperar un mes y luego a ver que parió el caso socavón…

HASTA el momento y a falta de que en el PRI Morelos alguien diga “esta boca es mía”, no se entiende la demora en la postura sobre lo que electoralmente sucederá con el candidato Jorge Miranda Abarca.

Llama la atención que por un escandalito callejero Alberto Martínez haya sido tumbado de la dirigencia local del tricolor, en tanto Miranda Abarca, acusado de secuestro, sigue en la competencia legalmente.

Dicho estaba aquí que la imputación no revienta la candidatura en los términos legales, pero a nivel partido en un caso no pasaron 12 horas y ya se tenía a quien sacrificar… Ahí le hablan a Antonio Lugo Morales.

POR cierto, cómo andarán las cosas en las filas priistas, que hace algunas horas el eterno tricolor Nereo Bandera y otros candidatos a diversos cargos, se sumaron a las filas de Rodrigo Gayosso Cepeda.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata1

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...