AUNQUE PLENA de tecnicismos sobre lo que es y puede ser la Termoeléctrica de Huexca, resulta muy ilustrativa la explicación del  ingeniero Juan Carlos Valencia, ex de Conagua y Ceagua en Morelos. 

El tema de la central de ciclo combinado había estado sin sobresaltos por dirimirse en el terreno judicial, pero causó sobresalto una vez que el presidente López Obrador dijo que en breve entrará en función. 

Las lanzas estaban rotas entre el gobierno federal y un grupo opositor de Morelos, Puebla y Tlaxcala, pero el reabordamiento del caso por parte de la federación vía la CFE vino a hacer sonar tambores guerra.   

EL CASO de la termoeléctrica, pues, pasa por tres ámbitos, el técnico, el jurídico y el social, de los cuales en el primero es claro en la exposición del ingeniero Valencia Vargas: la termoeléctica es más benéfica que nociva. 

En síntesis: no usará agua del río Cuautla, de la retratada residual se evaporará poco, los integrantes de Asurco recibirán $2.5 millones mensuales, se generará el 80 por ciento de la electricidad estatal… 

En lo jurídico está por conocerse la verdad sobre las resoluciones judiciales, pues mientras el presidente López Obrador dice que ya se le resolvió todo a favor, el grupo opositor dice que hay amparos vivos. 

EN LO social, infeliz-mente, a la oposición le valen para punto menos los elementos técnico y jurídico, porque desde su concepción tiene una alta carga de fanatismo, claro, más sujeto a valoraciones intangibles. 

Así las cosas, desde ya se puede prever un enfrentamiento entre los policías y/o militares con los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua, quienes se reportan listos para la lucha. 

Habrá de recordarse que ni una encuesta promovida por el presidente López Obrador, ni la misma fuerza moral de este mismo sirvió para que los trabajos de conclusión de la termo pudieran continuar hace más de un año. 

POR CIERTO, si bien es cierto que la construcción de la termoeléctrica ha estado a cargo de la firma española Abengoa, también lo es que la propiedad es de la CFE, por aquello de las fallidas expresiones patrioteras.

Por E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1