POR NATURAL y en forma repentina, en temporada electoral y post electoral, el tema de la seguridad pública pasó a segundo término, luego de rendir los frutos necesarios para los efectos que hoy conocemos.

Los índices en seguridad pública son, sin embargo, algo que no habría de obviarse, como tampoco sobredimensionarse, como fue en la etapa electoral, sino mantenerse en primerísimo nivel de atención ciudadana.

Hoy, lo que sucede en Morelos en esta materia dista de la percepción social, en mucho alimentada por atinos y desatinos que corren en gran dimensión en las redes sociales, por lo que se impone ver el dato duro.

EN EL más reciente reporte del Secretariado Ejecutivo de Sistema Nacional de Seguridad, de la Secretaría de Gobernación, se da cuenta de una progresiva reducción general en la tasa de los delitos más sensibles.

Hay, sin embargo, algunos en específico que han tenido un lamentable ascenso durante este año, como el homicidio doloso, que habiendo tenido una tasa menor del año 2015 al 2017, ahora está a la alza.

Acá el punto relevante ya no es tanto si en la clasificación nacional es puntero o no, que de hecho ya no lo es, sino la necesaria reducción paulatina de éste y otros delitos. La “tasa 0” es utópica, aquí y en China.

CON BASE en cifras del Sistema Nacional de Seguridad, Morelos tiene proyección de cierre de año en homicidio dolosos con 33.8 por c/100 mil, superior a los 25.0 de 2015, 30.1 de 2016, y 29.2 del año pasado.

En sentido contrario, el rubro de secuestro muestra reducción con una proyección de 1.56 para 2018, mientras que acaso en 2015 fue inferior con 1.51, pero en 2016 fue superior con 2.11 y en 2017 registró 2.14.

Otro delito sensible, como la extorsión, tiene registro descendente en este 2018 comparado con los años recientes: la tasa se proyecta para 0.85, muy diferente al 8.96 de 2015, 3.45 del 2016 y el 2.19 de 2017.

YA EN la recta final de la actual administración, habrá de esperarse que la siguiente gestión revierta la tendencia alcista en homicidio doloso y que sostenga la tendencia descendente en los otros delitos.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata1

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...