HASTA la hora de estos teclazos, ayer, nada de humo blanco había salido del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, en la CDMX, en torno a quien será su abanderado por la gubernatura en los comicios de julio 1.

Es más, proliferaban las versiones de que son dos, que son tres, que son nueve todavía los que tenían probabilidades de ser el “bueno”, pero solo en una cosa había unanimidad: anoche u hoy se podría definir.

Otro común denominador es que la dirigencia nacional comprometió a los “suspirantes” a que cerraran el pico y no soltaran prenda de los arreglos con algunos de dejar el paso libre a cambio de otra posición.

POR el lado de Morena, aunque todo parecía “palo dado” a favor de Cuauhtémoc Blanco para ir a la candidatura para la gubernatura, no faltaban dos suspicaces que preveían alguna jugada de última hora.

Además, no se daba por muerto del todo a Rabindranath Salazar en la misma carrera, tal vez no como para ser el candidato, pero se le vio muy vivo para manejar los hilos a otro nivel con la venia del centro.

Alias, que por más evidente que pueda parecer, en política no hay que descartar absolutamente nada, como cambiod de los “gallones” de la coalición Morena-PES-PT a diversas posiciones, aunque poco probables.

POR cierto, para este miércoles está programada la enésima reunión de heraldos morenistas-petistas de Morelos con la dirigencia que lleva Yeidckol Polevnsky Gurwitz, otrora llamada Citlalli Ibáñez Camacho.

¿De qué se trata?, pues de definir qué le va a tocar a los petistas a cambio de sumarse al equipo de Andrés Manuel López Obrador, pues si bien se hablaba de ocho alcaldías y cuatro distritos, nada era definitivo.

Está visto que Morena, que lleva la voz cantante, está echada para adelante en la línea del pragmatismo arriba de los principios ideológicos, y que va con los que garanticen mayor cosecha de votos, sea quien sea.

PARA los intereses del Verde, nada garantiza que gracias a su suma con el PRD se tengan asegurados seis distritos y tres ayuntamientos, pues como siempre hay muchos tiradores y pocos patos a la vista…

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19