Cuernavaca, Morelos.- La escalada que han registrado los precios de los insumos y del transporte de mercancías, en la que se incluye el incremento de las tarifas de la caseta de cobro de la autopista México-Cuernavaca, durante el primer mes de 2018, obliga a los empresarios a reducir su expectativa de ganancia neta hasta un seis por ciento, señaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, Jorge Mátar Vargas.
El representante del sector industrial dijo en entrevista que al corte del mes, las unidades económicas tendrán que hacer un ajuste en su proyección anual, debido a que el impacto que ha tenido la inflación en las primeras semanas se ha visto reflejada en un incremento de los costos de operación.
Y, como si fuera poco, el que el sector productivo tenga que enfrentar el incremento de los energéticos, ahora las unidades económicas, cuya producción depende de insumos que les llegan de puntos remotos, vía terrestre, están resintiendo el ajuste que Caminos y Puentes Federales (Capufe) hizo al costo del peaje que tiene la autopista México-Cuernavaca, en la caseta de Tlalpan.
Dijo que aunque la paraestatal justificó el incremento diciendo que sólo regresó la tarifa al precio que tenía hasta antes del subsidio, hace cuatro años, el ajuste no deja de tener impacto en el costo de las mercancías e insumos, en especial porque son trasladados en automotores de dos y tres ejes.
El representante del sector industrial dijo que la cuesta de enero para las empresas ha sido muy dura, al grado de que muchas de éstas ya redujeron sus expectativas de ganancia seis puntos porcentuales, tan sólo para el mes, y no descarta que tengan que hacerlo para todo el año restante.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...