compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- En la contratación y posterior reestructuración de un financiamiento bancario, las autoridades de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) que encabeza el rector Alejandro Vera Jiménez, fueron omisas a los decretos contenidos en el Presunto de Egresos 2014 y 2015 del Gobierno del Estado de Morelos, que obligaba a solicitar la autorización del Congreso del Estado, para modificar el presupuesto que le fue asignado de las partidas estatales.
Cabe mencionar que la UAEM recibe el 2.5 por ciento del total del Presupuesto de Egresos Estatal, lo que por ley lo obliga a rendir cuentas al Congreso local sobre su utilización, o su autorización si se van a comprometer recursos de ejercicios fiscales posteriores, lo que está sustentado en los decretos 1222 y 2053, publicados en el periódico oficial Tierra y Libertad número 5150 y 5246, respectivamente.
Lo anterior no implicaría una violación a la autonomía universitaria en la administración de sus recursos, pues los decretos mencionados sólo refieren a la revisión a los recursos de origen estatal, que es el caso, y federal, cuando así lo requiera la Federación, a través de sus órganos respectivos de control y vigilancia.
En el caso específico, la UAEM solicitó al Banco Interacciones un crédito simple por 600 millones de pesos en el ejercicio fiscal 2014 y una reestructuración de la deuda, con una petición adicional de 150 millones de pesos, pero, en ninguno de los casos pidió autorización del Poder Legislativo morelense, a pesar de la obligatoriedad para hacerlo y de haber comprometido recursos estatales para su cumplimiento.
Al respecto, cuando la UAEM contrató el financiamiento el decreto 1222, en su apartado de disposiciones generales, en su artículo tercero, señala entre otros que, los titulares de los Órganos Autónomos, entre los que encuadra la máxima casa de estudios, “no deberán contraer compromisos que rebasen el monto de los presupuestos autorizados”.
En el caso de la reestructuración de la deuda, que fue aprobada por el Consejo Universitario de la UAEM, en el año 2015, el decreto 2053, señala en su artículo séptimo que, entre otros entes del gobierno estatal, los Órganos Autónomos tienen prohibido “ contraer obligaciones que impliquen comprometer recursos de los subsecuentes ejercicios fiscales, así como celebrar contratos (...) o adquirir obligaciones futuras, si para ello no cuentan con la autorización del Congreso y estén debidamente justificadas.

Por: Rogelio Ortega /  [email protected]