compartir en:

 Las piscinas que años atrás fueran orgullo y atractivo del Hotel Papagayo, actualmente sede del Ayuntamiento de Cuernavaca, se encuentran descuidadas y en mal estado.