compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Vecinos de la colonia Acapantzingo solicitaron la intervención de la autoridad para que atiendan la problemática que surgió en el entronque hacia el Libramiento Cuernavaca, a la altura de Tabachines.
Denunciaron que en las últimas semanas, una vez que la empresa encargada de la obra del Paso Expres  avanzó los trabajos hacia esta zona de la ciudad, se presentaron varios problemas que preocupan a los vecinos.
Además de la falta de indemnización para los habitantes que se encuentran cerca de la obra, en Tabachines, por los trabajos de la empresa han causado grietas en el asfalto, en el crucero que conecta de la calle Adolfo Ruiz Cortines al libramiento de Cuernavaca.
La zona se ha convertido en una vía peligrosa para los conductores que transitan por las calles Paseo de los Tabachines, Ruiz Cortines y los que se incorporan del Libramiento a la ciudad, tanto de los carriles de norte a sur y viceversa.
Los trabajos de la empresa encargada de la obra del Paso Expres han destruido parte del asfalto de las calles que se encuentran en la colonia, incluso, los vecinos denunciaron que les preocupa que además de los baches y el mal estado de estas arterias, las alcantarillas que están en la zona se tapen por el escombro que dejan los trabajadores de las obras.
Ahora los habitantes de Acapantzingo están preocupados porque prevén más problemas provocados por la obra que afecte a su salud, estabilidad y tranquilidad de la zona, ya que además de los baches, se están registrando taponamientos en las alcantarillas que puede provocar inundaciones.
Otro de las preocupaciones que manifestaron los vecinos es que por los baches y las grietas que han ocasionado las obra del Paso Expres, se está convirtiendo una zona de proliferación del mosco transmisor del dengue, porque se está estancando el agua de la lluvia en el crucero de Tabachines.

Piden intervenga la autoridad
Colonos quieren que el conflicto se solucione a la brevedad.

Vía peligrosa
Baches y hoyos han complicado la circulación en la colonia.

Por: Carlos Soberanes  /  [email protected]