Ha iniciado el 2023, un nuevo año, y representa una nueva oportunidad para establecer objetivos saludables.

Con las fiestas decembrinas ya concluidas, una de las preocupaciones es el aumento de peso por el exceso de comida y festejos. Asimismo, otro asunto que amerita atención son los padecimientos respiratorios, pues con el clima invernal, la temperatura desciende y esto hace que los virus florezcan, por lo cual las enfermedades como influenza y COVID19, vuelven a resurgir.

A continuación te daremos algunas pautas para que este 2023 sea un año saludable para ti

 

Combatiendo a la obesidad: Cinco pasos para empezar

 

1 Acercarse a un profesional de la alimentación. Esto permitirá crear un plan adecuado a la realidad de cada persona. Y es que es muy común que las personas descarguen dietas o regímenes alimenticios de internet que, si bien pueden dar resultado, también pueden tener efectos contraproducentes como descompensaciones físicas o cambios en el estado de ánimo, lo que termina por hacer que las personas abandonen sus objetivos

 

2 Establecer un objetivo. Analizar en dónde está la persona y proyectar a dónde se quiere llegar.

 

Muchas veces se parte de una expectativa que no está basada en la realidad de las personas, que suelen ponerse metas muy grandes cuyo cumplimiento ni siquiera depende completamente de ellas. Mucha gente quiere bajar de peso, pero es algo que depende de muchos factores y lo importante es identificar cuáles de esos factores sí dependen de cada persona.

 

3 Generar un plan de acción a partir de saber qué herramientas tengo ahora y cómo puedo llevar a cabo lo propuesto.

 

De manera muy concreta, hay pequeños pasos que se pueden dar para comenzar a cambiar hábitos. Por ejemplo, evitar consumir alimentos ultraprocesados, darle la vuelta a los azúcares añadidos, esquivar las harinas refinadas. Los sellos del etiquetado frontal pueden ser una buena guía. Hay que comer lo más natural posible, pero también es importante encontrar un balance y ser flexibles. Hay veces que no podremos evitar consumir algunas cosas y está bien. No hay que crear tentaciones con los alimentos porque eso nos lleva a caer, y agrega que también hay que quitar de la cabeza la idea de que comer saludable es caro.  

4 Hacer un monitoreo constante de los logros y de los pasos que se van dando.

 

Muchas veces decimos ‘quiero bajar de peso', pero no pensamos qué es lo que realmente estamos bajando. ¿Grasa? ¿Masa muscular? ¿Agua? También pasa que cuando mejoramos hábitos como dormir o comer más saludable, por inercia hay un reflejo en la pérdida de peso.

 

5 Es importante tener a la mano herramientas que ayuden a seguir avanzando aun cuando algunos objetivos no se cumplan. Lo importante es no rendirse y hacer los ajustes pertinentes.

 

 

Dando lucha a los padecimientos respiratorios

 

En época de frío estamos más expuestos a contraer virus respiratorios, ya que al bajar la temperatura existe menor ventilación en las viviendas, los lugares de trabajo o aulas escolares; aunado a la  cercanía física, se  facilita el contagio de alguna partícula viral.

Los grupos más vulnerables son los niños menores de 5 años, personas embarazadas y adultos mayores, especialmente aquellos con alguna enfermedad crónica, como la diabetes. Por todo esto, es importante conocer algunos tipos de enfermedades respiratorias y sus síntomas para prevenir su contagio.

 

Resfriado

 

Es la enfermedad más común del invierno, los síntomas pueden ser congestión o escurrimiento nasal, tos, estornudos, ojos llorosos, en algunos casos puede presentar fiebre y dolor de garganta. Suele durar entre tres y cinco días.

 

Gripe

 

Es una enfermedad infecciosa aguda producida por un virus, este virus pasa rápidamente de persona a persona a través de las gotitas de saliva, toser o estornudar. Regularmente es muy parecida a un resfriado, pero en intensidad mayor. Los síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, tos seca, estornudos, dolor de garganta, cansancio y malestar en general. Cuando la enfermedad empeora, puede dañar pulmones y bronquios al grado de llegar a ser mortal.

Este virus suele conocerse como virus de la influenza, por ello, la principal prevención es la vacunación. Debes acercarte a tu clínica más cercana y vacunarte contra influenza.

 

COVID19

 

Ya hemos escuchado mucho sobre esta enfermedad, en la situación actual lo ideal es seguir cuidándonos y seguir con las medidas de sanidad recomendadas; esta enfermedad y la gripe suelen ser similares pero un síntoma que podría ser de utilidad para diferenciarlos es la perdida de olfato o gusto. Según los expertos en salud, pudiera existir un aumento en casos de coronavirus en época de invierno, ya que el clima frío obliga a las personas a quedarse en espacios cerrados donde puede prosperar la transmisión del virus.

La vacuna contra COVID-19 hará la diferencia. ¿Ya tienes tus dosis?

 

Faringitis

 

Es una inflamación en la faringe o garganta, causada regularmente por alguna gripe o resfriado produciendo dolor intenso en la zona, fiebre, dolores de cabeza y musculares.

 

Bronquitis

 

Es la inflamación en la pared de los bronquios que son los conductos por los que circula el aire para llegar a la parte más profunda del pulmón. Entre los síntomas se encuentra la tos persistente, fiebre, cansancio, dolor de pecho y dificultad respiratoria.

 

Neumonía

 

Es una inflamación del pulmón, los síntomas de esta enfermedad pueden ser fiebre, escalofríos, tos con flemas, dolor de pecho al estornudar o toser, falta de apetito y debilidad para respirar. Suele detectarse con una radiografía de tórax y en los casos graves llegar a necesitar hospitalización.

 

Cómo combatirlos

 

Recuerda que en caso de presentar alguna de estas enfermedades, es importante acudir al médico te indique el tratamiento adecuado, evita automedicarte porque esto podría empeorar tu salud. Sigue las recomendaciones actuales de salud, consume vitamina c, bebe abundantes líquidos y abrígate muy bien.

 

Estudios preventivos

 

Obesidad

 

Análisis de sangre para averiguar si tienes diabetes o problemas médicos que estén causando el aumento de peso. Otros estudios a destacar son: biometría hemática, examen de glucosa en sangre, hemoglobina glicosilada, pruebas de perfil tiroideo, perfil de lípidos, perfil hormonal entre otros. Consultar a tu médico.

 

Enfermedades respiratorias

 

El médico puede solicitar estudios a cada paciente para diagnosticar problemas con las vías respiratorias, los pulmones o los ganglios linfáticos en el tórax. Se sugiere realizar estudios de biometría hemática, exudados faríngeos, rayos X, tele de tórax, senos paranasales.

Consulta a tu médico.

Tu salud la principal meta 2023

 

 

julio 2024  - CDI Morelos

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp