El día de ayer, seguramente a todos nos dejó sorprendidos la nube de polvo vista en diferentes puntos del país.

Este fenómeno provienes específicamente de África, del área desértica de la región. Donde se encuentra el desierto del Sahara. Esta nube de polvo se origina por una mezcla de polvo y arena. Cuando esta nube toma la fuerza del viento, provoca que se dirija al cielo y recorra miles de kilómetros.

Lo que provoca que esta nube de polvo descienda nuevamente al suelo es la lluvia. Cuando llueve, el agua entra en contacto con la nube de polvo dejando un rastro de su composición.

Este fenómeno, aunque no lo parezca, es mucho más común de lo que imaginamos. Puesto que, cada año ocurre, de acuerdo con el Centro Nacional de prevención de Desastres (CENAPRED).

Estas nubes pueden llegar a ser tan grandes como lo es el territorio de Estados Unidos.

La nube del día de ayer fue detectada desde el viernes pasado, y por suerte su permanencia en el país estaba pronosticada hasta el día de ayer, sábado.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado