Cuernavaca, Morelos.- Protestan repartidores en moto de Uber, Didi y Rappi, en el centro de Cuernavaca. Bloquearon la calle de Gutemberg, en Palacio de Gobierno, para exigir garantías en materia de seguridad.

“Hemos sido víctimas de robo y discriminación por parte de los comensales y restaurantes, así como de algunas plazas donde prestamos nuestro servicio”, expreso, Javier López Domínguez, representante del gremio.

“‘La gota que derramó el vaso’, y por esto decidimos protestar ante la autoridad, es por la agresión a nuestro compañero Abraham Díaz, repartidor de Didi, quien fue baleado tras un intento de asalto, cuando hacía su entrega de comida en la colonia Sacatierra, en Cuernavaca.

“Él ahora se encuentra recibiendo atención medica, por eso decidimos venir a protestar y bloquear para ser escuchados y que sepan que estamos unidos, peleando por nuestros derechos, pues somos trabajadores como cualquier otro”, indicó.

El bloqueo duró un par de horas, mientras al interior del Palacio de Gobierno se reunieron representantes de este movimiento y funcionarios del gobierno estatal.

Al final, salieron con respuestas para los manifestantes, los acuerdos a que se llegaron momentáneamente fue la instalación de un “Segurichat” entre los repartidores motorizados y la policía, coordinándose en materia de seguridad, para la pronta atención en caso de emergencia.

Quieren servicio médico

Los manifestantes también pidieron contar con seguro social, pero para ello habrá otra reunión, aún sin fecha.

Repartidores cierran el Centro. Trabajadores de Uber, Didi y Rappi se instalaron en la calle Gutemberg, a la altura de Palacio de Gobierno; se reunieron con autoridades para llegar a acuerdos.

Por: Luis Flores / local@diariodemorelos.com