Tras conocer del incidente entre los menores la directora de la Escuela Primaria, María del Rayo Andrea Lule Gorostieta, consideró que no fue grave, pues aseguró que le brindaron la atención, incluso le quitaron la playera del uniforme y el menor se quedó con otra que tenía abajo.

“Fue un accidente y en ningún momento fue bullying, el niño tenía una playera azul abajo del uniforme y lo dejamos con esa; la playera con sangre y la metió a su mochila” apuntó.

Por José Azcárate