El Museo de Arte Indígena Contemporáneo abrió sus puertas a capitalinos que se reunieron en la explanada central del lugar para ser partícipes de la exposición “La Vida Eterna” de Uli Solner y Fer Schepsky, dos grandes artistas de la escultura, quienes llegaron a Morelos, desde Alemania, hace un par de años, para expresar y compartir su pasión con los morelenses.
Las más de 30 obras creadas a lo largo de dos años con bronce lucieron en los pasillos y las salas principales del museo, destacando cabezas con pájaros, característicos de Uli, y escarabajos gigantes, inspirados en la simbología egipcia, con la diferencia de que éstos portan libros sobre su espalda, como un símbolo de sabiduría. Por su parte, Fer Schepsky mostró una cabeza del tlatoani mexica Cuauhtémoc, así como tres esculturas que representan las dimensiones.
“Debemos vernos como una humanidad grupal, por eso esta muestra la titulé ‘La Vida Eterna’, que representa la escalera al cielo, en donde el tiempo de vida es el principal elemento. Debemos tomarnos un tiempo para conocernos, permitir ver el momento desde otro ángulo, vivir con respeto nuestros ideales y sueños a través del proceso contenido en una sola vida” compartió en exclusiva para Diario de Morelos Uli Solner.

Por: Daniel Solano / [email protected]