CUERNAVACA, MORELOS.- Las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs) afectan la nariz, los oídos, la garganta, los bronquios y/o pulmones de niñas y niños; la mayoría está asociada a cambios ambientales extremos, hacinamiento o lactancia materna insuficiente.
El 70 por ciento de los casos es viral, lo cual significa que no requieren tratamiento antibiótico.
Autoridades de la Secretaría de Salud estatal llamaron a la población a extremar medidas de prevención.
Entre éstas, favorecer la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida y complementarla con alimento hasta los 2 años.
También, lavar frecuentemente las manos, tener al corriente el esquema de vacunación, evitar fumar cerca de los menores, vigilar su crecimiento y desarrollo mediante visitas periódicas al médico, así como evitar cambio brusco de temperatura.
La principal recomendación es evitar automedicarse y, ante síntomas, acudir a la unidad de salud más cercana para recibir atención adecuada, además de medidas que deben seguir en casa.
Finalmente, autoridades de la Secretaría de Salud recordaron a las y los morelenses que, ante el cambio de temperatura en el estado, es necesario no bajar la guardia y proteger a los niños de infecciones respiratorias.
"Deben mantener medidas de prevención y acudir oportunamente al centro de salud, pues una tos o un catarro bien cuidado no tiene por qué complicarse.

Deberás acudir a la unidad de salud más cercana si presentas:
-dificultad respiratoria
-tos
-estornudos
-secreción nasal
-dolor en la garganta
-dolor en el oído

Los más vulnerables. Autoridades piden extremar precaución con los menores debido a que son más propensos a contraer enfermedades.

 

Por: DDM REDACCIÓN
[email protected]