Unas diez mil tomas clandestinas o legales y una incontable cantidad de fugas, tienen a nuestro País en una de las peores sequías de la historia moderna. A pesar de nuestros caudalosos ríos, lagunas, pequeños riachuelos y entre otras cosas de las 16 hidroeléctricas que hay en México, estamos sufriendo el comienzo de una espantosa falta del preciado líquido.

El problema está en la sobreexplotación del agua por parte de las empresas de los pozos friáticos, pues con el 20 por ciento de lo que utilizan esas compañías, habría suficiente agua para cubrir las necesidades de la mitad de la población y la otra mitad sería tendida por una nueva tubería de agua en la ciudad eliminando sus fugas, cerrando las llaves ilegales, tapando los pozos privados, cuidando que no sean conectadas tomas directas de las hidroeléctricas que ilegalmente se jalan miles de litros para sus plantíos, animales y uso excesivo sin los permisos adecuados, entre otras fugas del preciado líquido.

EL NORTE DEL PAÍS

Teniendo tanta agua en México es increíble que en el norte del País se esté escaseando tan escandalosamente como en Nuevo León, donde hay que comprar el agua por garrafones que antes costaban 30 pesos y ahora están a 50 pesos por cada uno, con los que se bañan, lavan los enseres y compran otro garrafón para beber, ya escasos.

Pero sucede que las grandes compañías, a las que se les entregó concesiones por no se sabe cuántos años, estas se llevan cinco veces más que todo el Estado de Nuevo León y el problema es que Conagua no hace nada para remediarlo definitivamente o cancelar dichos contratos, los cuales van en contra de la sobrevivencia del pueblo del estado entero de Nuevo León, sólo por 15 empresas que han estado explotando esas cantidades de tomas o pozos agua durante años en beneficio propio, dejando seca a la población del Estado. 

Los Servicios de agua y drenaje de Monterrey (SADM) redujo el suministro de agua potable para toda la zona metropolitana únicamente a seis horas diarias en horario de cuatro a diez de la mañana.

Los cortes fueron iniciados por el gobierno de Nuevo León para 16 municipios, sin embargo, estos no incluyeron ni una sola limitación corte para las empresas que utilizan casi toda el agua del Estado, por tratarse de empresas que tienen concesiones con la Comisión Nacional del Agua, Conagua. 

Protección Civil del Estado de Nuevo León explicó que en la tarde del jueves hubo precipitaciones pluviales efectuadas artificialmente por el vuelo de una avioneta la cual regó a una nube sobre la zona citrícola de Nuevo León sin mandar una sola gota a la ciudad de Monterrey o a los alrededores que tanto necesitan del preciado líquido.

LA GANANCIA DE LAS EMPRESAS.

En Nuevo León estas 15 empresas gastan 15 veces más que toda la población de la entidad, denunció la organización Frente Nuevo León.Según el registro de Conagua, estas son las 15 empresas con agua concesionada que operan en Nuevo León: Tenium México, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Industrias Alcali, Alfa Subsidianas, Bebidas Mundiales, Parque Fundidora, San Juan compañía de Bienes Raíces, Grupo Embotelladora Noreste, Ucar Carbón Subsidiaria, Topo Chico, Operadora Inmobiliaria de Oriente, Vidrio Plano de México, Proteínas Naturales, Comercializadora de Productos Básicos y el Grupo Terralquina.Entre estas empresas tienen autorizado un total de casi 45 mil millones sólo  de litros de agua al año para su consumo. En contraste para toda la población de Nuevo León a la cual la Conagua le tiene solamente concesionada mil 34 millones de litros de agua para toda la capital del Estado de Nuevo León. Dentro de esta lista se encuentran empresas como la Famsa (cocacola) que tiene dos firmas distintas con nombres  diferentes pero que producen los mismos productos en botellas de plástico a base de agua azucarada. En La Laguna tenemos a cuencas lecheras que usan el agua para todo el proceso de sus productos que salen al mercado, como el más conocido que es la leche Lala y sus derivados, quienes utilizan el agua para el lavado de su equipo de producción, pero en especial para la leche y la crema que son ingeridas por un sin número de personas.

Ya no digamos la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, la que, además de su venta dentro de México, es exportadora de su producto en varios países del planeta y principalmente en Estados Unidos, usando millones de litros que son sustraídos de uno de los Estados más necesitado del agua de la República.

¿CUÁNDO SE VA A SOLUCIONAR EL PROBLEMA DEL AGUA? 

¿Qué tiene pensado hacer el nuevo gobernador del Estado de Nuevo León al respecto? En una de las mañaneras declaró frente al presidente Andrés Manuel López Obrador, “que ese asunto no era de su incumbencia, ya que es un caso de las autoridades pasadas, que le tocaba resolver a la Conagua y/o al gobierno federal. ¿Qué piensa hacer la Conagua o el mismo gobierno federal?.. ¿Cancelar las compañías entes mencionadas? ¿Esperar a que éstas repartan por ellos mismos su agua en beneficio del pueblo neolonés?, ¿hacerle caso a la Constitución que dice que el agua no se puede dejar en manos particulares porque esta es para cumplir con las necesidades del pueblo, aunque esté en peligro la inversión en México?

Los ciclones, huracanes y tormentas tropicales en el País acaban de empezar, por desgracia no llegan a tocar a todo el País incluyendo al estado norteño en la medida de las necesidades de toda la población, por lo que hay que ponerle un remedio de inmediato. 

¿VAMOS A PERMITIR QUE NOS DEJEN SIN AGUA?

Sólo para obtener más riqueza de esas corporaciones, Nuevo León se está quedando sin agua y en un futuro próximo, se ván haciendo los dueños de nuestra agua.

Por ejemplo de nuevo la compañía de productos lácteos en La Laguna, Lala, la cual utiliza el agua para lavar a sus animales, para lavar la maquinaria de residuos varios, para lavar los recipientes de los quesos, cremas, yougurts, mantequillas y otros derivados del agua, pero en especial, el agua para la leche, que entre el lavado de los frascos, de los recipientes de papel, de aluminio y de vidrio se lleva una buena cantidad. Pero en el caso de la leche, el 90 por ciento de cada componente es agua, lo demás son grasas, azucares, saborizantes, colorantes y sales. 

Y así son todas las compañías que sólo piensan en ganancias sin importarles la vida humana. La falta de agua para el pueblo sólo se resuelve con una política de estado, en la que intervenga, desde el Presidente hasta el más humilde habitante del País. Si permitimos que las grandes empresas sigan lucrando con la sed de la gente, no tardaremos en pagarlo por todo México. Al uso de esos grandes volúmenes de agua hay que añadirle los que necesitan los agricultores para darle de comer a todo el pueblo.

Esta no es una película, es la necesidad de estar conscientes del fin de la especie humana. 

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado