LOS FAVORITOS. Por un lado Pablo Aguilar, gente de los hermanos Martínez Terrazas y panista, podría provocar un enfrentamiento al interior del Cabildo de Cuernavaca, así como Humberto Paladino, quien además de ser secretario de Turismo y Desarrollo Económico, es suegro de Daniel Terrazas.

Estos dos funcionarios han sido señalados por el alcalde como los culpables del desplome del puente colgante; sin embargo, en el anuncio del cese de funcionarios, Paladino no fue mencionado, y Aguilar Ochoa precisó que su separación será mientras concluyen las investigaciones.

Con este incidente, José Luis Urióstegui Salgado demuestra que no está haciendo bien las cosas, porqué está permitiendo que se tomen decisiones sin consultarlo; algo parecido a lo que ocurrió con las agresiones que recibieron feministas, por instrucciones de Alicia Vázquez Luna, por lo que tuvo que salir a pedir disculpas.

UNA GUERRA entre Urióstegui, en su discurso bienintencionado, y los Terrazas, que se ocultan pero toman decisiones.

La filtración a los medios de comunicación del oficio donde acusan de omisión a los dos funcionarios del grupo panista, Pablo y Humberto, provocó la molestia y preocupación de los panistas.

Trasciende que están preparando su respuesta en contra de José Luis Urióstegui, quien ha querido desmarcarse del Partido Acción Nacional (PAN) desde que inició la administración.

SANCIONES. Para sentar precedente en cuanto a omisiones o negligencias, finalmente responsabilidades en el servicios público, sancionar a las cabezas, a los cargos directivos sería lo pertinente.

Pero ¿José Luis? ha decidido iniciar procedimiento a una jefa de departamento, casi como a la secretaria que firmó de recibido el oficio.

Pues ahí están las responsabilidades en que pueden incurrir los servidores públicos, administrativa, civil o penal, a quién salvarán.

Por: E. Zapata / opinion@diariodemorelos.comlocal@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado