Este 19 de febrero, Día del Ejército Mexicano, se destaca la labor de los activos biológicos como Polar, Quebrada y Pócima quienes, al igual que los soldados, son capacitados para apoyar en tareas de seguridad interior, defensa nacional y Plan DN-III-E.

A partir de 1950, se declaró como Día del Ejército el 19 de febrero, por lo que cada año se conmemora esta fecha, en la que se reconocen las acciones que se realizan para garantizar la seguridad interior y la defensa nacional.

Todos y cada uno de los miembros del Ejército tienen una labor importante, incluyendo a los binomios canófilos que son perros adiestrados en búsqueda y detección de enervantes, búsqueda y localización de explosivos, guardia y protección, rastreo, y búsqueda y rescate.

El 21/o Batallón de Infantería, con sede en Cuernavaca, abrió sus puertas a Diario de Morelos, para dar a conocer la función de los activos biológicos y cómo se convierten en elementos del Ejército Mexicano.

El Subteniente de Infantería, Juan Bernardo Villa Viruete, del 21/o. Batallón de Infantería, explicó que cuentan con el Centro de Producción Canina, ubicado al interior del Campo Militar No. 37, en San Miguel de los Jagüeyes, Estado de México, en donde se reproducen y entrenan a todos los activos biológicos con los que se formarán los binomios canófilos, de ahí son enviados a todas las zonas militares.

Polar, Quebrada y Pócima, son tres perritas, pertenen a la raza pastor belga malinois, que, por sus características y habitalidades son la ideales para las tareas que se requieren en el Ejército.

“En el Centro de Producción Canina nacen los activos biológicos y, a los tres meses, comienzan a ser adiestrados, primero se ubica en qué especialidad tienen más habilidad, y después comienza su entrenamiento en el que se utilizan seudo aromas con olor similar a las drogas como fentanilo, metanfetaminas, heroína, marihuana y cocaína. Es importante aclarar que los perros no son drogados para que puedan reconocer los enervantes”, dijo.

Para la especialidad de explosivos también se utilizan seudoaromas, así como algunas técnicas para que al buscar un artefacto explosivo sea mínimo el riesgo de ser activado.

Los tres activos biológicos hicieron una demostración de las actividades que realizan, así como parte del entrenamiento diario que reciben. Al igual que un soldado, llevan una dieta balanceada, todos los días tienen activación física y deben estar listos para actuar,

Debido a las tareas de combate a la delincuencia, los canes con especialidad en detección de enervantes tienen misiones en el territorio morelense, obteniendo resultados positivos.

Pese a la disciplina y entrenamiento, los perritos también tienen su tiempo para la recreación, así como atención veterinaria, para mantenerse en excelentes condiciones para desempeñar sus funciones.

Al cumplir ocho años pueden retirarse, pero se hace una evaluación y, si tienen la condición adecuada, pueden servir dos o tres años más. Al retirarse, existe el Centro de Adopción, al que pueden acudir las familias, cumplir con diversos requisitos para poder llevárselos a casa.

Fotos Galería: 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado