Como parte del monitoreo del volcán Popocatépetl, personal experto del Instituto de Geofísica de la UNAM y del Centro Nacional de Prevención de Desastres, realizó un sobrevuelo con apoyo de la Guardia Nacional. Se observó que el cráter interno mantiene un diámetro de 360 a 390 metros y profundidad aproximada de 150 a 180 metros, el cual está azolvado por material fragmentado diverso (tefra). Así mismo, se corroboró que no hay un domo de lava dentro del cráter.

Foto: Especial / DDM