Cuernavaca.- Pareciera que la lucha libre en Cuernavaca cayó en decadencia después del cierre de la Arena Isabel, el 11 de diciembre del 2009, a pesar de los más de 50 años de tradición, y de ser el impulso y la casa de muchos luchadores a nivel profesional, como el caso del luchador Norberto Salgado (Pierroth), quien ya está retirado.

Sin embargo, esto no ha sido limitante para los aficionados y luchadores de corazón. En Cuernavaca, con diferentes acciones y actividades, no han dejado morir el deporte del pancracio.

Así como las exposiciones colectivas que se llevaron a cabo en el mes de abril en el Museo de la Ciudad de Cuernavaca (MuCiC), las luchas que se realizan cada 15 días los domingos, y los entrenamientos del Deportivo Juan Jaramillo Frikas (DJJF), en donde cada vez es más evidente la participación de nuevos jóvenes en esta admirada profesión.

“Aquí estamos entrenando a jóvenes de todas las edades, con la finalidad de aumentar el deporte de la lucha libre para nuevos valores y alejar a los jóvenes de las adicciones. Y reconocer que de aquí salimos luchadores de buen nivel”, dijo Juan Manuel Damián, también conocido en el mundo de la lucha libre como El Corcel Maldito.

Juan Manuel actualmente se encarga de entrenar a los futuros luchadores de la Fraternidad de Damián en el DJJF, y quien este domingo, junto con su hermano El Chamaco Galindo, se estarán enfrentando a gladiadores del Consejo Mundial de Lucha Libre. 

Por: Salvador Rosas / local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado