Fue encontrada con vida una niña de 13 años que fue secuestrada después de que sus padres fueran asesinados en octubre de 2018, de acuerdo con la policía.

Jayme Closs se reunió con los miembros de su familia durante la noche del jueves, un día después de que fuera encontrada en Gordon, Wisconsin.

De acuerdo con declaraciones que su tía, Jennifer Smith, dió al programa televisivo ‘Good Morning America’, Jayme logró escapar de donde se encontraba capturada y pidió ayuda a una mujer que paseaba a su perro.

He oído que está muy bien y descansando en este momento”, dijo su tía Jennifer Smith, quien se reunirá con investigadores del FBI este viernes. “Sé que ella escapó de donde estaba capturada, vio una mujer que paseaba un perro y corrió hacia ella, pidiéndole ayuda”.

La mujer que halló a Jayme la llevó a la casa de una pareja de apellido Kasinkas, quienes le ofrecieron comida y agua mientras llamaban a los servicios de emergencia al 911, según el Star Tribune de Minneapolis.

 

De acuerdo con la policía, un sospechoso ha sido capturado. No se detalló el arresto, pero se especificó que la llamada de un ciudadano fue la fuente de información del paradero de Jayme.

Las autoridades darán a conocer más información durante una conferencia de prensa el viernes 11 de enero a las 11 de la mañana para discutir el caso.

Quisieramos agradecer al departamento del Sherrif de Douglas Co. y las agencias que les ayudaron esta noche. También queremos agradecer a todas las agencias de policía a lo largo del estado y el condado que nos han ayudado en este caso”, dijo en un comunicado la policía. “No hubieramos podido resistir en este caso sin el apoyo del público y quiero

 

Los investigadores creen que Jayme fue secuestrada el 15 de octubre de 2018, justo después de que sus padres, James y Denise Closs, de 56 y 46 años, fueran asesinados con un arma de fuego en su casa de Barron, Wisconsin.

La policía llegó a la casa después de que una extraña llamada al 911 desde el celular de Denise closs. De acuerdo con el despachador del 911, se escucharon “muchos gritos”. A pesar de llamar de vuelta, fue imposible dejar un correo de voz.

 

Minutos después, cuando las autoridades llegaron a la casa, encontraron la puerta tirada en el suelo y a la pareja muerta a tiros.

 

Se cree que Jayme se encontraba en casa cuando la pareja fue asesinada, aunque fue reportada como desaparecida al no encontrarse ahí cuando las autoridades llegaron.

La tienda de pavo Jennie-O, donde los padres de Jayme Closs trabajaban, ofreció una recompensa de 50 mil dólares por cualquier información que pudiera llevar al paradero de la niña.


Loading...