Francia.- El París Saint Germain sobrevivió en el estadio Velodrome (0-0) en el clásico francés ante el Olympique Marsella, que no tuvo la puntería necesaria para superar a un líder de la Ligue 1 que jugó casi toda la segunda parte con un hombre menos por la expulsión de Achraf Hakimi.

El clásico tuvo de todo menos goles. Las gradas llenas, un público caliente, intervenciones decisivas del VAR, interrupción por el comportamiento de parte de los aficionados e, incluso, un espontáneo sobre el campo.

Ni Leo Messi ni Kylian Mbappe ni mucho menos Neymar, que formaron de inicio el ataque parisino junto a Ángel Di María, brillaron en este encuentro.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado