Jeannette LeBlanc estuvo hospitalizada durante 21 días luego de experimentar una erupción en la piel y problemas respiratorios a consecuencia de una infección con vibriosis. Su familia inició una campaña para alertar a la gente sobre los peligros de consumir moluscos crudos.

 

Una mujer residente del estado de Texas murió a consecuencia de una infección con bacterias 'come carne' luego de haber consumido ostras crudas en la costa de Louisiana.

Jeanette LeBlanc comenzó a experimentar una erupción en la piel y problemas respiratorios 36 horas después de haber consumido dos docenas de ostras con su pareja y una amiga.

Los médicos la diagnosticaron con vibriosis, un tipo de bacteria que puede infectar a seres humanos que consumen moluscos crudos o poco cocinados, especialmente ostras, de acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La pareja de la víctima, Vicki Bergquist, dijo que LeBlanc experimentó heridas severas en sus piernas producto de la bacteria.

Unas 100 personas mueren por casos de vibriosis en EEUU por cada 80,000 casos al año, según los CDC.

La víctima consumió las ostras el pasado mes de septiembre y murió el 15 de octubre tras permanecer internada en un hospital durante 21 días.

Karen Bowers, amiga de la mujer dijo al canal de noticias WGN9 que esto le puede ocurrir a cualquiera, por lo que decidieron llevar a cabo una campaña de conciencia sobre los peligros de comer productos del mar crudos, especialmente moluscos, y dar a conocer las precauciones que hay que tomar para evitar infectarse con vibriosis.

"Su hubiésemos sabido que los riesgos eran muy altos, creo que ella no habría comido ostras", dijo su pareja.