Dos hombres murieron hervidos vivos cuando su automóvil cayó, accidentalmente, en un socavón lleno de agua caliente que se abrió en la ciudad de Penza, en Rusia.

Los hombres quedaron atrapados en el interior del vehículo cuando este se encontraba en un estacionamiento por lo que, de acuerdo con las autoridades, “murieron casi de inmediato”.

Imágenes difundidas a través de redes sociales muestran el momento en que sus cuerpos son sacados del agua por una grúa junto con los restos del vehículo.

 

 

De acuerdo con los primeros reportes, una tubería de agua caliente, que estaba rota, en el subsuelo del estacionamiento habría provocado el socavón.

En Rusia, el agua caliente se distribuye hacia oficinas y edificios residenciales durante los inviernos severos a través de tuberías.

Los nombres de los dos hombres muertos no fueron revelados.