El Gobierno del Estado de Guerrero confirmó el deceso de ocho personas por consumir alcohol adulterado.

Los ahora fallecidos, correspondientes a siete hombres y una mujer, pertenecientes a tres municipios de la Región de la Montaña, llegaron a los hospitales presentando intoxicaciones severas, las cuales se agravaron y concluyeron en los decesos; según las declaraciones coincidieron en haber consumido tequila “Rancho Escondido”, el cuál se presume, está adulterado.

Carlos de la Peña, titular se la Secretaría de Salud del Estado de Guerrero, declaró que no es un caso ailsado, ya que los reportes de clínicas privadas y hospitales públicos respecto a personas con intoxicación por etanol se elevaron tanto, que se determinó rastrear la procedencia de las bebidasy por el momento incautar la marca  “Rancho Escondido” hasta clarificar si es el responsable del agravio a la salud, y hasta la vida de estos guerrerenses.

Aunado a esta declaración, el gobernador del Estado, Héctor Astudillo, se pronunció al respecto, invitando a la ciudadanía a no consumir esa marca en específico, ya que es la única conexión hasta ahora hallada entre los involucrados; externó también que se sabe hacia las regiones en donde llega el producto, procedente del estado de Puebla, por lo cuál reconoce un peligro latente para sus habitantes, poner sobre aviso es prioridad hasta encontrar la causa.