compartir en:

Cuernavaca.- La entidad está en la ruta de sitios nombrados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio de la Humanidad, gracias a que representan un legado para el mundo y hoy son aprovechados por turistas y visitantes.

En un comunicado, se informó que el primero de ellos es la zona arqueológica de Xochicalco, situada en los límites de Temixco y Miacatlán, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999, un lugar lleno de misticismo, considerada una de las más famosas del estado.

La construcción más icónica de esta zona arqueológica es la pirámide de la serpiente emplumada o pirámide de Quetzalcóatl, que durante el equinoccio de primavera, la alineación del sol crea un efecto que simula una serpiente descendiendo los peldaños.

Además del museo de sitio que alberga, su imponente belleza se muestra generosa en el arte de sus paredes grabadas, en su inmenso juego de pelota, en sus cavernas artificiales, y observatorios, donde los antiguos desgranaban el secreto de los cielos, lo que atrae a miles de visitantes al año.

Por otro lado, la Ruta de los Conventos se convierte en el segundo sitio de la lista de la Unesco, galardonado con el Premio al Mejor Producto de Turismo Activo del mundo en la Fitur de España.

Historia y cultura están expresadas en éstas edificaciones del siglo XVI, con frescos ancestrales, retablos barrocos, rosetones góticos de una arquitectura concebida al otro lado del Atlántico.

La Ruta de los Conventos conduce por lugares como Cuernavaca, Tlayacapan, Tetela del Volcán, Tepoztlán, Yecapixtla, Atlatlahucan, Ocuituco, Totolapan, Yautepec y Zacualpan de Amilpas.

En cada uno se puede disfrutar de su particularidad, como cantos gregorianos, misas en latín o ceremonias tradicionalistas, en las que el visitante se llevará una experiencia que sólo en Morelos se puede disfrutar.