CUERNAVACA, MORELOS.- El miedo al contagio del virus SARS-COV-2 ocasionó que las personas recurrieran nuevamente a la utilización de productos de un solo uso, a pesar de las disposiciones en la materia para dejar de hacerlo por el alto impacto que causan al medio ambiente.

En mercados públicos y establecimientos comerciales de diversos giros retornó la práctica cotidiana de proporcionar enseres desechables de unicel para la venta de alimentos y bebidas, por ejemplo, así como bolsas de plástico que no son amigables con el medio ambiente.

Al respecto, Gabriela Jiménez Casas, del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM, considera que el temor tomó por sorpresa a la mayoría de los mexicanos.

“Íbamos bastante bien en la ley de un solo uso que se estaba aplicando; ya no teníamos que tratar de convencer a la gente, llevaban sus termos a la cafetería para comprar su café, pero con la pandemia el tema dio un retroceso impresionante, esperemos salir bien de esto y volver a retomar esas actividades de usar menos desechables”, explica la bióloga experta en divulgación.

La especialista estima que si bien el miedo de contagio que actualmente tiene la gente es natural, ello genera problemas para implementar las estrategias de educación ambiental, las cuales tienen un papel importante, como por ejemplo el uso de agua y jabón para eliminar virus.

Por REDACCIÓN DDM / local@diariodemorelos.com