Investigadores de la UNAM realizan el primer estudio que indaga los cambios fisiológicos y físicos en mujeres jóvenes durante el ciclo menstrual; resultados preliminares revelan que éste provoca que su sistema sea más resiliente y resistente ante el ataque de enfermedades, es decir, es una “barrera” protectora que se pierde en el envejecimiento.

Ana Leonor Rivera López y Antonio Barajas Martínez, del Instituto de Ciencias Nucleares, titulares del proyecto CALMECAC, explicaron que tanto hombres como mujeres son distintos, especialmente en la juventud.

Llevaron a cabo el monitoreo del periodo femenino durante 45 días, con el propósito de conocer las reacciones del corazón, presión arterial y ritmo respiratorio. En los varones también siguieron estos tres indicadores, a fin de realizar una comparación.

“Lo que queremos entender no es el mecanismo del ciclo menstrual, eso ya está muy estudiado, sino el mecanismo fisiológico, es decir, qué le pasa al corazón de estas mujeres durante todo este tiempo qué pasa con su presión arterial, cuáles son las diferencias en su ritmo respiratorio, es mejor su acoplamiento cardio respiratorio y cardiovascular en las mujeres jóvenes”, explicó la investigadora.

Lo que estamos mostrando, prosiguió, es que las redes fisiológicas son una herramienta importante para entender por qué en la juventud somos diferentes hombres y mujeres, y cómo responde nuestro organismo ante las enfermedades.

El seguimiento nos permitirá saber cuándo debemos tener más cuidado; por ejemplo, si nos van a realizar un estudio cardíaco cuando se está menstruando, tal vez no es no es el mejor momento, sino en otro periodo de tiempo, refirió.

Antonio Barajas Martínez expuso: “Una de las fortalezas del estudio es que estamos midiendo los niveles hormonales en la sangre, entonces podemos ver si hay una relación cuantitativa entre los niveles de alguna hormona, como el estrógeno, y la variabilidad, directamente”. 

¿Qué pasa con ellos?

Se encontró que los varones tienen mayores variaciones en cuanto al ciclo cardíaco o de respiración, mientras que en las mujeres son constantes.

Fuente: DGCS-UNAM


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado