Con   índices de mortalidad de entre 20 y 50 mujeres por cada 100 mil nacimientos por año, y cada vez menos, México se encamina a ser uno de los países con mejor salud materna en el continente, manifestó el doctor en Ciencias Biomédicas, Elard Koch.
Al presentar el estudio “¿Cómo reducir la mortalidad materna en México?, a partir de una investigación sobre mortalidad materna en los 32 estados del país, el experto del Melisa Institute subrayó, por otra parte, que la legislación respecto al aborto no tiene efecto alguno, ni positivo ni negativo.
“Este resultado es muy polémico, porque el aborto no es sólo un tema que se discuta en el ámbito de la salud pública, sino que es un tema político, que no es nuestro ámbito de acción. Básicamente, nosotros lo que proporcionamos es la evidencia para la discusión de políticas públicas eficientes”, expresó.
Koch dijo que la tendencia de México en el ramo es muy importante porque se trata de una nación enorme, hetereogénea, con la segunda mayor población de Latinoamérica, después de Brasil.
Por lo anterior, anualmente son millones las madres que se pueden ver beneficiadas con un sistema sanitario que permita que no mueran durante el embarazo, el parto y el puerpuerio.
La investigación se realizó en todos los estados de la república, y evaluó siete determinantes de la salud materna, además de la que tiene que ver con las leyes del aborto.
Por ejemplo, acotó, la Ciudad de México ya hizo una ley de interrupción del embarazo más universal y amplia.
Las otras determinantes estudiadas fueron la escolaridad de la mujer; la atención obstétrica de emergencia; el cuidado prenatal y la atención profesional del parto; el agua potable y el drenaje; los embarazos de alto riesgo y el bajo peso al nacer; la violencia contra la mujer, y la fecundidad y la postergación de la maternidad.
Dado que México es muy heterogéneo, no significa que se deben de hacer políticas de estos siete determinantes de manera universal, debido a hay estados que requieren trabajar dos o tres de ellos, y otros requieren trabajar todos, aclaró el investigador.
De hecho, 93% de las muertes se produce por hipertensión gestacional, eclampsia, hemorragia del parto, enfermedades concomitantes y otras causas.
Fuente: NTX/Agencia


Últimas Noticias