Es bien sabido que a nivel mundial, las barreras que impiden que las mujeres tengan los mismos derechos que los hombres continúan. 

En la India por ejemplo, es uno de los países más peligrosos debido a su alto riesgo de violencia sexual. Ante dicha situación, en redes sociales comenzó a circular esta historia de una madre que responde al nombre de S. Petchiammal, quien se vio obligada a hacerse pasar por su difunto esposo para así criar a su familia sin sentirse amenazada.

De acuerdo con el testimonio de la protagonista, su marido falleció de forma repentina solo 15 días después de la boda cuando ella tenía 20 años. En ese entonces, estaba embarazada y esperando a su única hija Shanmugasundari.

Petchiammal no quería nuevamente casarse, pero proteger a su pequeña siendo madre soltera resultaba complicado por la sociedad patriarcal en la que vivía. A pesar de esta situación difícil, la mujer india siguió adelante y comenzó a trabajar:

"Trabajé en obras de construcción, hoteles y salones de té. Pero sufrí acoso en todos estos lugares”, comentó. 

 Según relató la madre de Shanmugasundari a The New Indian Express, un día ella llegó al templo de Tiruchendur Murugan y transformó su atuendo.

“Solo mis parientes cercanos en casa y mi hija sabían que soy una mujer”, confesó.

 Además de mudarse a Kattunayakkanpatti, cambió su aspecto físico y se rebautizó como Muthu. A pesar de que su hija Shanmugasundari creció y está casada, S. Petchiammal piensa seguir vestida de hombre.

“Esta identidad garantizó una vida segura para mi hija. Seguiré siendo Muthu hasta que muera”, precisó la fémina.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado