compartir en:

Cincuenta y dos años han pasado desde aquél 27 de octubre de 1964, en que el presidente de la República inauguró el mayor centro de abasto en el Estado de Morelos que llevaría su nombre: Adolfo López Mateos. Lejanos, pero los recuerdos siguen patentes en la mente de Los Pioneros, los que llegaron al mercado desde el primer día de su inauguración.
Imborrables las reminiscencias de Jovita Díaz Flores comerciante de abarrotes, quien narra la antigua existencia de las medidas para despachar la semillas: chavito, cuartillo o decalitro que se traduce en medio cuartillo, un cuartillo y 10 cuartillos, cuadros de madera tallada que remplazaban a la báscula; para suplir estas medidas hoy se utilizan hasta viejas latas de sardina.
O los azahares del destino, Juanito vendía taquitos de res en el antiguo mercado municipal desde hace 60 años y frente a su puesto se encontraba el de don Agapito quien vendía abarrotes. Se hizo un sorteo para la otorgación de los nuevos locales y nuevamente quedaron frente a frente. Hoy Don Agapito pasó a mejor vida y don Juanito está en el primer pasillo ofreciendo sus famosos taquitos de cabeza, trompa, cachete y ojo. Dicen sus compañeros que este pasillo se debiera llamar el “Pasillo de Don Juanito”.
Es asombroso ver como los herederos aparecen, tres generaciones ya se dejan ver, por ejemplo la de la señora Leonila Mena quien trabaja vendiendo chicharrón al lado de sus bellas hija y nieta; o la señora Lucina que ofrece su pollo fresco desde hace precisamente 50 años, o bien el señor Benigno en su cremería “La Granja”, todos ellos son el baluarte, el pilar de este tradicional y legendario mercado.

Inicios. El presidente Adolfo López Mateos inauguró el mercado.

Tragedia. El 22 de agosto del 2010 un incendio consumió el ALM.
Festejo. En el 2013 el ALM celebró 49 años.

6 años han pasado de la tragedia del ALM.