El campeón hace dos cursos de la NBA, los míticos Lakers de Los Ángeles no dan pie con bola en este curso 2021-2022. Naufragando con récord negativo, el cuadro californiano no levanta cabeza pese a la enésima gran temporada de Lebron James. Pese a ello, los años no pasan en balde para “King” James, sufriendo problemas de rodilla de manera reiterada este curso.

LeBron James promedia por encuentro en esta, su 19ª temporada en la NBA, 29,1 puntos, 7,7 rebotes y 6,3 asistencias. Estos números no sirven para que las momios de la NBA otorguen alguna posibilidad de anillo a los californianos.

La situación de Lebron James no es el único dolor de cabeza de los angelinos. También la inconsistencia del técnico Frank Vogel, sobre quien sobrevuelan rumores de despido desde que comenzó la temporada.

Algunas fuentes aseguran que los Lakers estuvieron muy cerca de despedirle tras la dolorosa derrota por 37 puntos ante los Nuggets de mediados de enero.

De momento, parece que el futuro del técnico que llevó a los Lakers al título en 2020 dependerá de cómo se den los próximos resultados y de la dinámica que lleve un equipo plagado de estrellas del presente y, sobre todo, del pasado, que está luchando ahora mismo por entrar en playoffs.

En su primer año con el equipo, Vogel condujo a los Lakers a través de la temporada de la NBA más calamitosa que jamás haya existido: una controversia en la pretemporada en China, la trágica muerte de Kobe Bryant, una temporada con pandemia y, finalmente, un campeonato de la NBA ganado dentro de una burbuja de aislamiento en Orlando.

Esta temporada, con una plantilla renovada sobre todo con la incorporación de Russell Westbrook, los Lakers han fracasado, ocupando el noveno lugar del Oeste, incapaces de mantenerse sanos o de crear continuidad debido a las lesiones, de nuevo, de James y Davis. Esas ausencias se combinaron con un brote de COVID-19 en toda la organización y el acceso limitado a jugadores clave, incluyendo a Kendrick Nunn, que aún no ha jugado esta temporada.

El regreso de Anthony Davis a las canchas ha traído ilusión, pero no una mejora en la clasificación. Será cuestión de esperar, suponen en la franquicia, aunque el tiempo pasa y el tren se aleja.

Los fans en todo el mundo de la franquicia más ganadora en la historia de la NBA estarán pendientes del estado de la rodilla de LeBron, así como de la continuidad de Vogel como técnico. Muchos frentes abiertos que alejan a los de púrpura y oro de ofrecer su mejor nivel dentro de la cancha. Esta temporada se antoja de transición, pero lo cierto es que es una ocasión perdida en una de las últimas campañas de Lebron James en la NBA.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado